lunes, 25 de febrero de 2008

El sida

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es el virus que causa el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), una afección del sistema inmunológico que, por ahora, es fatal.

Por lo menos 28 millones de personas en todo el mundo han muerto de SIDA – con el sistema de defensas de su cuerpo arrasado por el VIH hasta el punto en que las infecciones más comunes se convierten en una amenaza para la vida.

Más de 20 años después de la identificación del virus, todavía no hay una vacuna contra el VIH y tampoco una cura para el SIDA. Sin embargo, una nueva generación de fármacos han logrado extender dramáticamente la expectativa de vida de aquellos contagiados con VIH.

El VIH


Reproducción del VIH.
VIH – el virus de inmunodeficiencia humana – ataca el sistema inmunológico, el que precisamente está encargado de defender al cuerpo de las infecciones.

El virus ataca un tipo de células blancas en particular llamadas células CD4+. Secuestra dicha célula, implanta sus propios genes en el ADN de la célula, y la utiliza para fabricar más partículas del virus. Éstas, a su vez, infectan otras células.

Las células CD4+ huésped eventualmente muere, aunque los científicos no saben exactamente cómo sucede esto.

La capacidad del cuerpo para combatir las enfermedades aminora a medida que el número de CD4+ se reduce, hasta llegar a un punto crítico en el que se establece que el paciente sufre de SIDA – el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

El VIH es un tipo especial de virus llamado retrovirus. Aunque más sencillos que los virus ordinarios, los retrovirus tienden a ser más difíciles de combatir.

Implantan sus genes en el ADN de las células que atacan, de manera que la célula huésped se reproduce en células que también contienen el virus.

Los retrovirus hacen réplicas de sus genes en las células atacadas con un alto nivel de errores. La velocidad a la cual se reproduce el VIH resulta en un acelerado ritmo de mutación del virus a medida que se disemina.

Más aun, el revestimiento que envuelve la partícula del VIH está compuesto del mismo material que algunas células humanas, lo que dificulta que el sistema inmunológico pueda distinguir entre las partículas virales y las células saludables.

Infección


El VIH, presente en la sangre y fluidos sexuales de las personas seropositivas.
El VIH está presente en la sangre, los fluidos sexuales y la leche materna de alguien infectado con el virus. Es transferido cuando estos fluidos infectados penetran el sistema de otro individuo.

Cómo se contrae el virus:
  • A través del coito desprotegido con alguien infectado.
  • Al compartir jeringas e instrumentos de tatuaje y “piercing” con alguien infectado.
  • Al recibir una transfusión de sangre infectada.
  • Al permitir el contacto de fluidos infectados con una herida o llaga.
  • Los bebés de madres seropositivas pueden contagiarse durante la gestación y el parto, o a través de la leche materna.


El VIH está presente en la saliva de una persona infectada, pero no en cantidades suficientes como para transmitir la infección. Una vez los fluidos se secan, el riesgo de transmisión del virus es casi nulo.

Los principales métodos para prevenir el contagio de VIH son no tener relaciones sexuales con alguien que es o pueda ser, seropositivo, y el uso de condones de látex.

Los condones de látex son esencialmente impermeables a las partículas del VIH. Si son utilizados apropiadamente y con regularidad son considerados altamente efectivos en la reducción del riesgo de transmisión. Sin embargo, ningún método diferente a la abstinencia sexual es 100% seguro.

Consumidores de drogas intravenosas pueden reducir el riesgo de contagio del VIH evitando el intercambio de agujas.


.
Fármacos anti VIH

Función de fármacos anti VIH.
Desde el inicio de la epidemia del VIH, se han desarrollado una serie de medicamentos que prolongan significativamente las vidas de las personas seropositivas al bloquear la capacidad del virus de replicarse. Estas drogas pueden demorar la arremetida del SIDA desacelerando la pérdida de células CD4+. Sin embargo, no son una cura definitiva.

Hay cuatro tipos principales de drogas aplicables durante las diferentes fases del ciclo del VIH.

1) Inhibidores de fusión: Estos se adhieren a la cubierta de proteína del virus evitando que se fusione a la célula CD4+ y la penetre. Fuzeon es el único meidcamento de este tipo en el mercado.

2) Inhibidores de trancriptasa inversa análogos de los nucleósidos: Estos impiden que el virus haga copias de sus propios genes. Los nucleósidos son los componentes básicos de los genes. La droga interrumpe el proceso de replicación proporcionando versiones defectuosas de estos componentes.

EFECTOS SECUNDARIOS
Efectos secundarios comunes:
• Náuseas, vómitos, jaqueca, fatiga, erupciones, diarrea, insomnio, pérdida de sensibilidad en la boca, dolor estomacal.

Otros efectos secundarios:
• Inflamación del páncreas, daño al páncreas y el hígado, ulceraciones orales, cambios corporales, daño a los nervios, anemia, dolores musculares y debilidad.
3) Inhibidores de transcriptasa inversa no análogos: Estos también afectan el proceso de replicación. La interrumpen al adherirse a la enzima que controla el proceso, la transcriptasa inversa.


4) Inhibidores de proteasa: Estos medicamentos se prenden de otra enzima, la proteasa, que juega un papel crucial en el ensamblaje de nuevas partículas del virus.

Los medicamentos antirretrovirales deben tomarse en combinación. Generalmente, tres medicamentos de dos tipos diferentes deben tomarse a la vez. A medida que el VIH muta, algunas versiones del virus se vuelven resistentes a las drogas. Las probabilidades de mantener el virus bajo control son mejores si se toman varios medicamentos. Algunas personas están siendo infectadas por cepas del virus que son resistentes a ciertas drogas.

Fuente: BBC

2 comentarios:

Ariadna Castro dijo...

Entre los métodos de prevención figura: "no tener relaciones sexuales con seropositivos".
Es un poco discriminatorio. Cuando el grado de avance de la ciencia y los tratamientos para el VIH hacen posible las relaciones de parejas mixtas (infectado y no infectado) e incluso existen métodos para lograr la procreación mitigando el riesgo de transmisión del VIH.
Creo que la información es un poco desactualizada.

Ariadna Castro dijo...

Entre los métodos de prevención figura: "no tener relaciones sexuales con seropositivos".
Es un poco discriminatorio. Cuando el grado de avance de la ciencia y los tratamientos para el VIH hacen posible las relaciones de parejas mixtas (infectado y no infectado) e incluso existen métodos para lograr la procreación mitigando el riesgo de transmisión del VIH.
Creo que la información es un poco desactualizada.